Curiosidades inmobiliarias

ancianos2-253x300

Hace unos meses entra un señor a la inmobiliaria y nos dice que quería vender su piso pero que tenia un problema, su mujer no lo tenia que saber.

Bueno, después de hablar con el cliente hora y media explicándole que su esposa también es propietaria al igual que el, y que teníamos que estar seguros que todos los propietarios de la vivienda ( el y ella ) tenían que estar de acuerdo, se enfada y se va. A las dos semanas entra una señora y nos cuenta exactamente lo mismo que el señor anterior, cuando nos dice la dirección de la vivienda no salíamos de nuestro asombro, era la mujer del señor anterior. Nos comento que quería vender su piso pero que por favor no le dijéramos nada a su esposo. Lógicamente le comentamos a la señora que teníamos que hablar  con los dos propietarios de la vivienda a la vez. La buena señora se levanto enfadada y se marcho. Bueno, hay no acaba el tema. Unos días mas tarde entra el matrimonio, esta vez ya juntos,  y nos confiesan que  estaban enfadados y se disculparon. Estuvieron a punto de separarse por culpa del dichoso piso.  ahora ya tenemos cierta amistad y cada vez que pueden se acercan para vernos y charlar. Fue muy bueno.

Responder

*